18 dic. 2012

Si vas a irte


Si te vas a ir llévate mi fe,
sólo así dejaré de creer en ti,
en esta historia;
llévate estos necios anhelos
estas ganas de pronunciar tu nombre por las noches;
si te vas a ir llévate mi voluntad
toma contigo estas ansias de luchar
aún cuando sé que lo único que estoy batiendo
es mi propia alma;
si te vas a ir llévate mi fortaleza
llévate las letras con que te escribo
las ganas de mantenerme en pie,
la música y la poesía con que completaré el vacío;
si vas a irte llévate mi bondad
esta locura de implorar al cielo por ti
esta maña de defenderte
de cuidarte aunque no te sea necesario;
si estas planeando irte
no olvides empacar mi corazón
porque si lo dejas
si permites a este obstinado corazón
que no sabe hacer más que adorarte
si le dejas quedarse
tendrás siempre un espacio en él
y entonces por más lejos que vayas
por mayor que sea el silencio que guardes
la realidad será
que jamás te habrás ido.

8 dic. 2012

Olvidar no es algo que haces, es algo que te pasa y a mí no me ha pasado...

3 dic. 2012

Historias bajo la luna / Disertación de un búho.


– ¿Entonces… –preguntó el ratón– si no necesitamos del viento del agua o de todas esas cosas para ser felices, por qué nos ponemos tan tristes cuando no las tenemos?
–Porque en teoría no las necesitamos - aclaró el búho- basta con lo que tenemos dentro, pero no somos seres teóricos pequeño; a veces tenemos que inspirarnos en lo que hay afuera para poder fortalecer lo que llevamos dentro.
El ratón mostraba una clara confusión en su rostro a lo cual el búho explicó: – Imagina la felicidad como una flor, la semilla está dentro de ti, en algún momento germinará, y luego florecerá, ahora bien si esa flor la regamos constantemente, si añadimos abono a la tierra de donde surge es evidente que tendremos una flor más duradera, posiblemente más grande o hasta más hermosa; la felicidad ya está dentro de ti, sólo basta sentir el aire correr o oír el agua yendo río abajo, para que nuestra felicidad florezca mejor.
Ya en casa, justo antes de ir a dormir, el ratón miró por la ventana, en medio del cielo estrellado, allí estaba la luna, enorme, radiante, pintada de ese rojizo que le sentaba tan bien, entonces el ratón comprendió que el búho tenía razón porque sin esa luna lo más probable es que su felicidad se marchitaría…

30 nov. 2012

Me importa un...


¿Te cuento un secreto? Te extraño...
extraño jugar contigo, pelear contigo
charlar hasta el cansancio;
extraño cada pequeña parte
de lo que eres, de lo que haces;
no sé si eso es malo o si ya no debo
la verdad...
me importa un carajo, ¡te extraño!
realmente no me importa
si han sido sólo unos días
si ya son varios meses
o si se vuelvan muchos años;
esta sensación se vuelve testaruda
y con el tiempo pareciera
que el tiempo poco le preocupa,
no importa que haga, que intente,
con quien hable o que diga
no dejo de pensarte, sigo
dibujándote en mi mente,
sigues coloreando mis sueños,
y esa versión de ti, que vive en mí,
muere por saber si esa tú,
que está allá donde estás tú,
es como yo la sigo creando;
y me importa un carajo,
si quieren llamarle locura,
a mi dulce y ferviente adicción
a recorrer el sendero de la melancolía,
el que cruza serpenteante
el jardín de los bellos recuerdos.
Sólo una cosa importa ya: aún te amo
te amo, porque cada mañana
elijo amarte nuevamente.

29 nov. 2012

Piensa en mí - Natalia Lafourcade

Cuando quieras quitarme la vida,
no la quiero para nada
para nada me sirve sin ti...


...era un "no me olvides" convertido en flor,
era un día nublado que olvidara el sol...

Sé que estás aquí


Sé que estás aquí
aunque no pueda hablarte
aunque no puedas oírme;
estás aquí
exhalando el aire que respiro
purificándolo para mí;
te puedo sentir
acariciando mi cabello
mientras con asombro
yo miro la luna;
sé bien que estás aquí
aunque no pueda oírte
aunque no puedas hablarme;
estás aquí
mirándome con ese brillo en los ojos
que más que mirarme
parecen sonreírme;
puedo sentirte
porque me muevo en esa paz
que sólo tú me das;
sé que estás aquí
viéndome morir
por no tenerte a mi lado.

12 nov. 2012

Silencio

Sellaré mis labios
no porque ya no tenga nada que decir;
sino porque hay mucho que es mejor callar.

6 nov. 2012

Entiende..

Te entiendo...
aquello que tú sentías se ha ido
y sólo yo soy el culpable...
Entiende...
esto que yo siento, sigue vivo
sigue intacto,
nada lo ha cambiado...

Tratar las peNas III / Te escribo


Te escribo porque vivo
contigo en la distancia
en la mente
en el corazón,
te escribo porque cuento
los días y las horas,
historias que no son,
que nunca fueron
que jamás serán,
te escribo porque pienso
que mis letras viajarán
llamarán a tu ventana
y te envolverán en caricias,
te escribo porque creo
que un día lo creerás,
que el tiempo sanará,
que veremos de nuevo el sol,
te escribo porque camino
sin sentido
sin dirección
sin razón,
te escribo por miedo
al silencio
al adiós
a mí mismo,
te escribo porque huyo
de la realidad
de la verdad
del final,
te escribo porque vivo,
porque te escribo vivo,

te escribo porque muero…

3 nov. 2012

Me Quedo Contigo - Manu Chao

Y el corazón seguirá cantando...

31 oct. 2012

Catarina extraviada


Yo la vi
posada en el centro de la habitación,
como esperando ser vista,
que yo supiera que ahí estaba,
para luego esfumarse
perderse en algún rincón
al que no llego ni con la imaginación,
sólo para recordarme
que aquí adentro también está mi felicidad,
sólo por incitarme a levantarme
dejar la cama y buscarle,
recorrer cada recodo
para verle con sus motas negras,
y por debajo de sus alas
encontrar mi felicidad
y al fin
encontrarme a mí mismo.

29 oct. 2012

Malos olores


Hoy apesta…
apesta a noche sin sueño,
a dormir toda la tarde
y a pensamientos nocturnos,
apesta a humo y a flaqueza,
a debilidad…
apesta a aire estancado
y a falta de voluntad,
apestan los recuerdos
que he arrojado sobre el ropero,
los bajo con miedo,
los subo sin fe;
apestan las fotos
que no me atrevo ni a tocar;
apestan las palabras
gastadas, viejas,
inentendibles,
inexplicables
unas por tanto gritarlas,
otras por tanto callarlas,
apesta la necedad
y aún más la idiotez,
apesta la horrible forma
en que todo se va juntando
y hace que apeste a sal y agua
brotando de los lagrimales,
será mejor encender otro incienso
porque hoy apesta ser yo…

16 oct. 2012

Bonne nuit!


Quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que tienes un te amo escondido
que lo guardas celosamente
para decirlo cuando menos espere
cuando menos piense que lo dirás,
o que lo gritarás
tan estridente por haberlo guardado
por tanto y tanto tiempo;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que sonríes tiernamente
mientras acaricias mi cabello
mientras juego en tus brazos,
que me abrazaras cálidamente
y no me soltarás
por haber pasado tanto tiempo distantes
que sacaras cada reserva de aire
para después llenar mis pulmones
con la pureza de tu amor;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que tus dulces labios
recorren mi rostro suavemente,
que buscan insaciables
ansiosos de estrechar los míos
porque se han hecho falta,
entreabriéndose ambos
dejando que las almas se vuelvan uno
a través de la garganta,
uno en cada exhalación;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer,
creer ya no basta
quiero estar seguro
que tus respiración se acopla a la mía,
que tu cabeza descansa en mi hombro,
que mis manos inquietas
inventan tu rostro bajo mis dedos
mientras beso tu frente
y te digo en mi mal francés:
“bonne nuit”
y con los ojos ya cerrados
me pierdo en el sueño.

8 oct. 2012

Do you remember the day when my journey began?

22 sept. 2012

¿Qué hacer?

¿Qué haces cuando ya no puedes con el dolor?
¿Cuando ya no soportas el no saber?
¿Cuando lanzarse por la ventana suena a ser el mejor remedio, pero no en caída libre, no abajo, no a la muerte, sino más bien al cielo, escapar hacia arriba, a donde pocos miran, llegar tan alto y volverse imperceptible, intocable, no vulnerable
Tan débil y frágil como ahora, cuando el amor arde dentro y te devora, ni siquiera las frías gotas de la lluvia nocturna pueden apagarlo?
¿Qué haces cuando el fuego lo va calcinando todo, cada recuerdo, cada sonrisa, cada te quiero, pero no los destruye, sólo los vuelve una nube de ceniza que invade cada habitación y cada rincón que visitas?
¿Qué haces cuando inevitablemente les inhalas y van dañando cada espacio cada recodo dentro de ti, cada ligera esencia de tu ser?
¿Qué haces cuando pareciera que incluso darte por vencido no servirá de nada, que ni siquiera eso mitigara el dolor?

27 ago. 2012

Tratar las peNas I


He de admitir que te extraño en mi cama…
pero te extraño más en los te quiero,
extraño decirte cosas lindas
y que digas que no lo son tanto,
extraño decir que quiero abrazarte,
en realidad extraño abrazarte,
extraño tus mensajes lindos
porque tú no sabes bien cuántos de ellos mandas,
extraño que digas que te hago falta,
mas te amo y te digo…
tal vez en la distancia no puedo ver el brillo en tus ojos
pero aún me ilumina el recuerdo de tu ser…

25 ago. 2012

Tratar las peNas II


La fatídica gota golpea incesantemente,
aunque no sé bien que significa fatídica,
pero algo en la gota me dice que le va bien,
nada está bien por aquí,
la lista de pendientes aumenta
de manera proporcional lo hace mi antipatía,
sé que no está bien
que no debo permitirlo,
pero la realidad es que estoy peor de lo que imaginas,
probablemente estoy peor de lo que yo mismo creo,
pero sigo en pie y sigo buscando
gracias a tu recuerdo y a mi esperanza,
“si una persona entra en una habitación
y sabe que está oscura
es porque ha visto la luz”
y tú en mi vida eres la luz,
tu recuerdo son esos rayos
que alcanzan a cruzar las nubes grises
las que han decorado apropiadamente mi ánimo,
tu recuerdo me alcanza para sonreír,
aunque luego me sumerja en el dolor hasta las orejas
para que ya no pueda oírte, tocarte, besarte,
es entonces mi esperanza quien me ayuda a salir
me lleva hasta lo más alto
allá desde donde puedo escribirte, planear, soñarte, orar por ti,
aunque hay días que se me evapora la esperanza y llueve,
pero de entre la lluvia vuelve tu recuerdo
incesante como la gota
golpea una y otra vez
y no tengo defensa contra tu recuerdo
ni planeo tenerla nunca
para tu recuerdo y para ti
no tengo más que los brazos abiertos
y abierto también tengo el corazón,
y aunque eso suena más a sangre y sacrificio
al final eso también es parte del amor.

18 ago. 2012

atena: bahía (de) FiNa miel

Esperanza


Camino,
ando lentamente,
recorriendo una delgada cuerda,
aparentemente frágil,
aparentemente fuerte,
si me he mantenido hasta ahora es gracias a ella,
el día que se reviente yo estaré perdido,
abajo no sólo me espera la oscuridad,
temo que más cosas habrá,
sé que hay algo más
aguardando para devorarme,
por eso procuro no resbalar,
por eso me aferro a ella,
a la delgada esperanza,
a la grata sensación de saber
que puedo verte de nuevo,
de que tal vez quisieras hablar,
que del brillo que hay en tus ojos
surgirán hilos que engrosen la cuerda,
entonces el andar sería menos riesgoso,
y así tener de nuevo
el alma en paz
y el corazón contento.

10 ago. 2012

Inspiración


..pero las ideas vienen solas, revueltas, inexplicables, pero aquí andan dando ligeros golpecitos en mi mente, quieren que abra la puerta, que les permita salir, fluyan por mi brazo, de él a la pluma y de la pluma al papel; revientan en mis ojos como dulces gotas que recorren mis mejillas; vibran en mis oídos que se entregan al silencio de la noche sólo por si acaso el viento me trae algún te quiero que se escape de tu boca o un te extraño que exhales justo antes de dormir; murmuran tu nombre mientras miro el cielo y también cuando le pido a Dios por ti; crecen en mi pecho y me llenan de esperanza y luego de tristeza por lo que el tiempo pueda traer o llevarse…

1 ago. 2012

Sensaciones amaneciendo


Me levanté y sentí el vacío,
quisiera decir que no se qué pasa,
mas es simple: te extraño;
te extraño aún en los lugares donde no has estado
y mucho más en los que sí,
te extraño en cada parte de mí
excepto en mi mente,
excepto en mi corazón,
te mentiría si dijera que saliste de ellos,
sería mentir el decir
que ya no te pienso,
que ya no te quiero;
ando por las calles
recordando si las caminé contigo,
si nos sentamos aquí o si reímos allá,
es cierto, las calles siguen igual
pero es como si cada faro hubiese sido apagado,
todo es penumbra,
si aún puedo andarlas es gracias
al poco de luz que hay de ti en mí
pero que es débil si estás lejos;
me haces falta, demasiada falta
de una manera muy peculiar
porque al mismo tiempo sigues
en la música antes de dormir,
en la foto en la que sonreímos,
en el césped, bajo un árbol,
en la butaca del cine, una de la orilla,
en la acera frente a la escuela,
en la terminal, en la puerta de tu fac,
en los peluches del sanborns,
en las tiendas de ropa,
en los desayunos del sábado por la mañana,
en el malhumor del metrobús,
en el atole del IMSS,
en mi cuarto,
en el orejón que me mira,
en los mensajes y llamadas que terminaban con el sueño,
en las galletas del sueño,
en cada sitio estás conmigo,
en cada uno eres ausencia,
te extraño y ya no puedo,
no puedo deshacerme de la duda
de si me extrañaras igual,
si también vives en penumbras,
si tu mundo se tornó igual gris,
si al levantarte sientes un vacío…

Incontable 29



Ya sería un mes más,
lo agradecería si pudiera hacerlo contigo,
decir felicidades y mil gracias;
ahora sólo es un mes que se me antoja eterno,
que al fin llego a esta fecha
sólo porque recordó que tendría que hacerlo,
un mes que entiendo como inexplicable
porque las razones que me invento
no bastan para cubrir el vacío,
un mes que aunque triste
no dejo de agradecerte
que aún ilusione agradecerte muchos más.

26 ene. 2012

Historias bajo la luna / La triste historia de los conejos de chocolate.

Tal vez es cierto, ninguno de los conejos sabía bien los detalles y el por qué del viaje, realmente no había forma de que alguno de ellos lo supiera, pero innegablemente todos conocían un poco acerca de lo que se tenía que hacer, por eso uno a uno fueron entrando al contenedor que los llevaría sin hacer excepción al hecho curioso de que no todos centran su atención en las mismas cuestiones, así mientras unos pensaban en lo oscura que sería la lata una vez que se colocara su tapa, los otros admiraban el entorno tratando de captar cada detalle como si extrañamente supieran lo que pasaría, sólo unos cuantos fueron capaces de leer el mensaje que habían pegado fuera del contenedor, pero no sirvió de mucho, porque aún y cuando lo ahí escrito estaba lleno de las más hermosas palabras que se puedan escribir, de esas a las que tal vez los ojos puedan resistir pero sin duda hacen llorar al alma, aún así nada describían acerca del objeto del viaje, o probablemente su cerebro de cacao no logro relacionar todos los puntos.
Entre el medio saber y el ansia de descubrirlo se cerró la tapa y vino la espera. ¿Qué si los conejos tenían sueños? Por supuesto que sí, para los sueños no importa realmente si eres de chocolate, de madera o de carne y hueso. ¿Qué si los conejos tenían historias? Claro que sí, grande o pequeña, interesante o aburrida, pero todo tiene historia, la pluma que ahora escribe, la latita que los llevó, hasta los ratones tienen sus historias. ¿Qué si todos tenemos un fin? Bueno fuese cual fuese la respuesta tal vez como los conejos es mejor conocerlo o desconocerlo a medias; pero cuando el movimiento y la espera cesaron, la tapa fue retirada y uno a uno fueron saliendo para encontrarse frente a un grupo pequeño de ratones, algunos reflejaban el hambre en sus rostros, todos expresaban una mezcla de angustia y melancolía, si es que no son la misma cosa, fue ahí cuando algunos de los conejos comprendieron su misión; la batalla se inició, que más bien parecía masacre, aunque, por el placer de los ratones al devorar y el de los conejos en cumplir con lo que debían, aquello aparentaba ser más un acto cuasi divino, en el que los conejos, algunos por determinación otros por imitación, no opusieron resistencia, se fueron dejando devorar hasta el punto de no ser más que el aroma que había quedado penetrado en cada uno de los lugares en donde había estado, pero incluso en cuestión de un poco de tiempo este también desaparecería.
Podría decirse que se sacrifico el bien de unos por el bien de los otros, pero sería equivocado, al menos desde el punto de vista de los conejos, que al final entendieron que su fin era satisfacer a los ratones, lo que probablemente ignoraban era que para satisfacer el hambre tendrían que haber sido una cantidad mucho mayor de conejos de chocolate, pero no, en realidad ellos iban a saciar al alma.

24 ene. 2012

Before Christmas

Comidas, luces, compras, lo mismo años tras año, emocionante sí, pero lo mismo, una de esa costumbres en las que uno cae más por placer que por necesidad, inevitablemente y afortunadamente hay alegría, en el exterior, cuando se filtra desde el ambiente, en el interior, noche a noche en el baño de recuerdos, allí en donde se piensa en lo genial que fue el año y en lo increíble que es que alguien haga tanta falta en un lugar en donde no ha dejado nada de si, y en lo curioso de que todo siga normal como si la ausencia no estuviera; aunque en realidad no se pueda definir qué es lo normal y que sólo se puede percibir cuando se está en una fiesta de aquellas que no son de estos días, de aquellas que no habían existido y de existir fue en historias viejas, en vuelos pasados, porque aquí sólo hay silencio, y en él hay un paseo ligero, pausado, del enojo a la tristeza y de regreso hasta que llega el sueño, y de sueño en sueño se va rompiendo el silencio, se va acortando la distancia, más no hay día sin un amanecer y bajo el sol la ausencia es real, y la falta no está en el lugar sino en el calor de los brazos, en la humedad de los labios y en el brillo de los ojos, pero todo sigue igual porque el hecho de que la tristeza y la alegría se compartan tiempo y espacio se ha vuelto normal.

23 ene. 2012

Presencia

No estás en aquella calle
donde te bese por primera vez,
tampoco estas bajo el árbol
aquel donde inicio el nosotros
ni estas en ese bajo el cual
iniciamos a jugar,
no estás en la habitación,
ni sobre la almohada,
ni en ninguna de las salas de cine,
oscuras, solas o repletas,
no hay nada de ti
en todas esas jardineras
dueñas de los juegos y los descansos,
mucho menos te encuentras
en aquel salón
no habla nunca de ti ni de mí,
la realidad es que no estás,
en algún punto donde yo no este
porque tu estas sentada aquí
entre los recuerdos y los sueños,
vas donde yo voy y sólo así estas
en aquella banca donde inicio todo
o sobre el pasto
leyendo el primer te amo,
estas ahí tan cercana a tu casa
escuchándome hablar
y yo estoy ahí, contigo
tan nervioso
intentando decir lo que siento,
esperando impaciente que termines de leer,
recostado en ti, sin saber bien porque
sin imaginar siquiera la increíble historia
que escribiríamos tú y yo,
aquí y allá, en mi mente, en tu mente
en tu mente y en la mía,
una y otra vez,
una y otra vez
estás y no estás
en cada recuerdo
mientras intento dormir.

Buscando palabras

Entre soles y estrellas fugaces,
debajo de la lluvia
o al final del arcoíris,
sobre blancas nubes,
en el borde del sumidero,
frente al mar en la playa
o en un campo de rosas,
quizás es muy terrenal.
Entre llantos y sonrisas sinceros,
durante los abrazos en fin de año,
en el vértigo antes de entrar de golpe en el agua,
al inicio de una jornada de trabajo
o en la satisfacción de observar lo obtenido,
en la alegría de bailar ese vals
o en la euforia de la última canción,
quizás es demasiado emocional.
Entre los libros y el monitor,
bajo la sombra de un árbol
sobre montones de hojas secas,
en la oscuridad de una sala de cine,
a dos bancas de distancia,
recostado en la cama
o en el borde de la ventana,
quizás es bastante personal,
pero ni aquí ni allá
se pueden encontrar
palabras que ayuden a describir
el universo en tus ojos
y la magia con que me haces volar.