31 oct. 2012

Catarina extraviada


Yo la vi
posada en el centro de la habitación,
como esperando ser vista,
que yo supiera que ahí estaba,
para luego esfumarse
perderse en algún rincón
al que no llego ni con la imaginación,
sólo para recordarme
que aquí adentro también está mi felicidad,
sólo por incitarme a levantarme
dejar la cama y buscarle,
recorrer cada recodo
para verle con sus motas negras,
y por debajo de sus alas
encontrar mi felicidad
y al fin
encontrarme a mí mismo.

29 oct. 2012

Malos olores


Hoy apesta…
apesta a noche sin sueño,
a dormir toda la tarde
y a pensamientos nocturnos,
apesta a humo y a flaqueza,
a debilidad…
apesta a aire estancado
y a falta de voluntad,
apestan los recuerdos
que he arrojado sobre el ropero,
los bajo con miedo,
los subo sin fe;
apestan las fotos
que no me atrevo ni a tocar;
apestan las palabras
gastadas, viejas,
inentendibles,
inexplicables
unas por tanto gritarlas,
otras por tanto callarlas,
apesta la necedad
y aún más la idiotez,
apesta la horrible forma
en que todo se va juntando
y hace que apeste a sal y agua
brotando de los lagrimales,
será mejor encender otro incienso
porque hoy apesta ser yo…

16 oct. 2012

Bonne nuit!


Quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que tienes un te amo escondido
que lo guardas celosamente
para decirlo cuando menos espere
cuando menos piense que lo dirás,
o que lo gritarás
tan estridente por haberlo guardado
por tanto y tanto tiempo;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que sonríes tiernamente
mientras acaricias mi cabello
mientras juego en tus brazos,
que me abrazaras cálidamente
y no me soltarás
por haber pasado tanto tiempo distantes
que sacaras cada reserva de aire
para después llenar mis pulmones
con la pureza de tu amor;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer
que tus dulces labios
recorren mi rostro suavemente,
que buscan insaciables
ansiosos de estrechar los míos
porque se han hecho falta,
entreabriéndose ambos
dejando que las almas se vuelvan uno
a través de la garganta,
uno en cada exhalación;
quisiera cerrar los ojos
y ya no sólo creer,
creer ya no basta
quiero estar seguro
que tus respiración se acopla a la mía,
que tu cabeza descansa en mi hombro,
que mis manos inquietas
inventan tu rostro bajo mis dedos
mientras beso tu frente
y te digo en mi mal francés:
“bonne nuit”
y con los ojos ya cerrados
me pierdo en el sueño.

8 oct. 2012

Do you remember the day when my journey began?