13 feb. 2013

Escombros de un amor..


Ya no quiero pensar en ti y no porque me desagrade, no, más bien porque pensar en ti hace que vengan a mi mente cada una de esas tontas discusiones, cada uno de mis errores, esos de los que no aprendo, los que cometo una y otra vez, quería ser luz para ti y día a día, palabra a palabra me voy tornando en oscuridad, es mejor seguir adelante, aunque el hacerlo deje en mi este vacío enorme que ya siento, pero es mejor, por tu bien y sobre todo por mi bien; fue lindo todo, demasiado lindo, nunca antes me había sentido tan feliz durante tanto tiempo, pero ya no hay nada de eso, ya sólo quedan escombros de aquel amor y ahora nos dedicamos a buscar culpables y nos arrojamos cuanta piedra encontramos tirada dentro de las ruinas, ya ni nos conocemos, ya no sé quién eres y peor aún ya no sé siquiera quien soy yo; es momento de salvar lo que resta pero cada quien tiene que hacerlo a su manera, en su camino, hacia su horizonte; algún día tal vez nos encontraremos, es improbable más no imposible, espero ese día nos regalemos una sonrisa, un gesto amable que sirva de monumento a aquello que por algún tiempo construimos…

6 feb. 2013

Si alguien ama a una flor de la que sólo existe una en millones y millones de estrellas, es suficiente para sentirse feliz cuando mira a las estrellas. Se dice: "Mi flor está allí, en alguna parte". Y si el cordero se come la flor, ¡para él es como si súbitamente todas las estrellas se apagaran!

2 feb. 2013

Ishibumi

Hace muchos años, antes de que la humanidad inventara la escritura, la gente trataba de expresar sus sentimientos a través de las piedras. Se las daban a otra persona. El receptor podría saber, por su forma y aspecto, pero especialmente por apretarla en su mano, como se sentía el que la había enviado. Si era de bordes arredondeados y pequeña sería porque se sentía contento, si era grande y áspera, era porque estaba preocupado.