7 ago. 2014

Mi dicha y tu virtud

La virtud la llevas en los labios,
dulces como fruta fresca,
suaves…
la dicha la tengo al besarlos,
al morderlos, tan sólo rozarlos;
la virtud se ilumina en tus ojos
en los mundos que en ellos habitan,
la dicha la vivo al verme en ellos
al perderme en ellos,
 al morir bajo tus pupilas;
la virtud reposa en tu rostro
tierno y febril como flores en primavera,
la dicha me llena al contemplarlo
al dibujarlo bajo mi mano;
la virtud se esconde en tu cabello
tan libre cuando lo dejas caer
como lluvia de verano,
la dicha me invade al perder en él mis dedos,
al adentrarme en sus raíces;
la virtud se refleja en tu sonrisa
camelo por excelencia,
la dicha la siento al seguir su luz
al dejarla guiar mi camino;
la virtud baila en tus caderas
sensuales como un buen jazz
asombrosas como luna llena,
la dicha la tengo al elegirlas mi locura
al describirles mi pasión,
la virtud reside en tu ser,
en la maravilla que eres,
en lo mágico de tu alma,
la dicha soy yo al descubrirte,
al vivirte, llenarme de ti, compartir
y luego resguardarte celosamente
lo más dentro posible como ancestral tesoro…
La virtud eres tú al amar…

la dicha es mía a tu lado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario